Reflexiones en torno al uso y apropiación de espacios de aprendizaje mediados tecnológicamente

El detective:

Comenzaré esta entrada de blog afirmando que, evidentemente, lo que hacemos al jugar a los detectives es meternos en esa búsqueda de huellas, ese encuentro de improntas que nos permiten la validación o, al menos, la verificación de los caminos trazados por otros y los caminos de nuestras propias búsquedas, de nuestros trayectos.

Cada huella, cada nuevo vestigio que se va encontrando, ratifica los pasos dejados y nos da seguridad para emprender los nuevos, continuar en el encuentro, proponer nuevas búsquedas. Es lo que hace la tarea del detective una de las más alentadas en propósitos, el acicate de las búsquedas radica en los encuentros y viceversa: el aprendizaje es un juego de búsquedas que, de repente, se torna un juego de encuentros.

Insistimos, es este juego  el que hace tan interesante la labor analítica del detective para hallar improntas, resquicios o partes de algo más grande, o pequeño, e intrincado; es, a su vez, lo que hace interesantes las novelas detectivescas en manos tan laboriosas como las de Edgar Allan Poe, Lovercraft, o Sir Arthur Conan Doyle, los personajes y sus entramados se tornan nuestras propias tramas; la búsqueda y el análisis son la forma y verdadero sentido de Sherlock Holmes, un semiótico cotidiano, análogo del investigador, buscador y aprendiente por antonomasia.

El encuentro:

Quitando capas, como en una arqueología del saber, trato de encontrar los móviles que me llevaron a incursionar en espacios mediados por tic, y encuentro múltiples posibilidades, rutas que me han traído hoy hasta estas instancias.

Me han preocupado los ambientes mediados por tic como estudiante, porque quien estudia aprehende y quien aprehende no deja de buscar, y, a su vez, me han interesado como docente porque me intriga aquella forma de hacer docencia clara y accesible a partir de tecnologías de la información y la comunicación. En este sentido, lo que me incita a la participación y enriquecimiento en estos espacios es el constante aprendizaje sobre la adaptación, usos significativos de las tecnologías y, en términos de Michael Wesch, siguiendo a Neil Postman y Charles Weingartner[1]… en términos pedagógicos, procurar una correcta administración de los ambientes.

Ambas instancias, docente y estudiante, se ven permeadas por varios cuestionamientos que incitaron mi incursión en este campo, entre ellos: las concepciones que se gestan en estos ambientes mediados en torno al tiempo y el espacio, es decir, poder establecer relaciones dialógicas y comunicativas que no tienen que ser precisamente en este momento, ni en este espacio, un asunto de sincronía y asincronía; por otro lado, la desterritorialización del cuerpo y de la presencialidad entendida como forma o apariencia física; la descentralización de aquella figura de saber antaño inamovible que era el profesor y el reencuentro de nuevos roles en relación con la interacción y el aprendizaje, sobre todo aquel rol que deben asumir los estudiantes como aprendientes autónomos y, por supuesto, el docente como moderador que interlocuta pero no es el único administrador del saber.

Me gustaría volver sobre algo que se enunció en esta entrada y proponer, a manera de pregunta, una reflexión pedagógica en torno al ambiente y a los contenidos, Neil Postman y Charles Weingartner  en su texto “Enseñanza como una actividad subversiva” plantean la idea de que el ambiente (o medio) de aprendizaje es más importante que el contenido (el mensaje), y que en consecuencia los profesores deberían empezar a prestar más atención al ambiente de aprendizaje que ayudan a crear. Administar en lugar de simplemente transmitir información:

¿Qué opinión tienes frente a este respecto?


[1] A partir de una reinterpretación de la idea McLuhaniana de: “el medio es el mensaje”, los autores plantean la idea de que el ambiente (o medio) de aprendizaje es más importante que el contenido (el mensaje), y que en consecuencia los profesores deberían empezar a prestar más atención al ambiente de aprendizaje que ayudan a crear. Administar en lugar de simplemente transmitir información.

Advertisements

One Response to “Reflexiones en torno al uso y apropiación de espacios de aprendizaje mediados tecnológicamente”

  1. Estoy muy de acuerdo con lo que plantean los autores Neil Postman y Charles Weingartner sobre los ambientes virtuales de aprendizaje, ya que nos permiten reflexionar sobre nuestra verdadera labor en la educación, que es la de orientar, guiar y direccionar, generando espacios donde sean los mismos estudiantes quienes a través de una serie de encuentros, charlas intercambio de ideas y utilización de herramientas, sean ellos mismos quienes descubran e interpreten el mensaje o contenido de un fenómeno en particular.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: