Archive for the Tecnología Comunicación y Educación Category

Lenguaje, Desterritorialización y Virtualidad

Posted in Tecnología Comunicación y Educación on June 16, 2013 by IntempestanoctE

Acudiendo a la concepción ontológica del lenguaje (Echeverría, 2002), cuando decimos que somos entidades lingüísticas, es porque evidentemente consideramos el lenguaje como una de las muestras contundentes de que una vez comenzado nuestro proceso paulatino de hominización, lo que caracteriza la actividad humana es un continuum de liberaciones unas tras otras. Con estas (liberaciones), no solo se expanden la mano, el útil y sus técnicas de dominio y producción, la mirada (los sentidos) y los territorios que se habitan, sino que también se expanden precisamente los horizontes de la percepción y del pensamiento, se transforman los hábitos, los gestos, las identidades, las concepciones en torno a lo “otro”, los “otros” y el ambiente.

El lenguaje es causa y consecuencia inequívoca de lo que aquí concebimos como desterritorialización; insistimos, un continuum de liberaciones que se dan tras el complejo proceso de hominización y que correlacionan justamente el desarrollo de las capacidades lingüísticas con la fabricación de útiles y herramientas  (Leroi Gourham, 1998). La desterritorialización se entiende en este sentido como evolución de lo técnico e instrumental a la capacidad misma de simbolizar e incluso extender rápidamente las posibilidades individuales del cerebro; es decir, una producción de metáforas y extensiones, pensamientos y objetos técnicos.

Entre muchas de las posibilidades de lenguaje y de expresión, las palabras y su distribución en cadenas oracionales de sentido, por ejemplo, son las que traen el mundo y sus objetos a colación sin que estos estén precisamente en un lugar determinado u objetivamente situado para su uso o contemplación; de hecho, todo artefacto es en primera instancia pensamiento, imágenes que luego se exteriorizan o, diremos, se desterritorializan.

Los objetos, conceptos, perceptos y afectos perviven en el eco inextinguible del lenguaje. De la misma forma como un ambiente virtual descentraliza a los sujetos de las contingencias físicas, asimismo el lenguaje descentraliza las nociones, imaginarios y conceptos que se tienen sobre los objetos a los que este refiere; los objetos no perduran, no son una realidad inmutable en el tiempo y en el espacio, sino que es el lenguaje quien los re-crea, los nombra y, a su vez, modifica el piso u horizonte conceptual bajo los que estos se mueven; son estas formas expresivas, lingüísticas, de desterritorializar pensamiento y objetos, objetos y pensamientos, las que comienzan a instaurar, a su vez, cierta forma de virtualidad , de ahí la relación intrínseca entre lenguaje, desterritorialización y virtualidad.

Paul Ricoeur (2001) comprende que la oralidad como primera tecnología discursiva es posteriormente complementada por otra que virtualiza el pensamiento fuera del tiempo y el espacio propios de la oralidad, esta tecnología es la escritura; ahora bien, considera Ricoeur que no es posible concebir una técnica con primacía de la otra y pasar por alto que ambas son coadyuvantes en la configuración de una dialéctica del discurso. Los problemas de tránsito entre  el tiempo y el espacio de la oralidad, al tiempo y espacio instaurados por la escritura sean quizá ejemplos análogos que nos permitan comprender las resitencias o problemas que se presentan hoy entre el tránsito de la presencialidad a la virtualidad en los ambientes virtuales de aprendizaje (Álvarez, 2005).

Asumir procesos y rutas de formación en ambientes virtuales de aprendizaje implica la desterritorialización como concepto fundamental en la configuración de relaciones intersubjetivas. No se está renunciando pues al proyecto educable de los sujetos, ni de tajo a las aulas o espacios físicos de convergencia social, sino que se establecen alternativas eficaces frente a la fosilización inminente de los claustros así como de los medios de aprendizaje y formación instaurados por la modernidad como medios unívocos para la adquisición de los conocimientos .

Ahora bien, en el ámbito educativo, se habla de desterritorialización no sólo a partir del desvanecimiento que acontece entre los sujetos y el espacio físico-temporal donde se sitúan las acciones de enseñanza-aprendizaje y las relaciones maestros – alumnos, sino también desde aquellos soportes sobre los que se han situado insistentemente dichas relaciones, para este caso: loa libros de texto.

Los dispositivos hipertextuales en las redes digitales han desterritorializado el texto, han hecho emerger un texto sin fronteras claras, sin interioridad definible. Hoy en día existe el texto, como existe el agua o la arena. El texto se pone en movimiento, recogido en un flujo, vectorizado, metamórfico. Está así más cerca del mismo movimiento del pensamiento o de la imagen que nos hacemos hoy. Al perder su afinidad con las ideas inmutables que se supone que sobresalen del mundo sensible, el texto se vuelve análogo al universo de procesos con el que se entremezcla (Lévy, 1998).

La desterritorialización del texto como tecnología unívoca en la formación del sujeto en la escuela, así como de otros soportes, y con estos, la virtualización de las relaciones intersubjetivas que se dan en un ambiente virtual de aprendizaje, implican un evidente cambio en la ejecución de las prácticas y en la resignificación de los roles.

Estos conceptos nos permiten fundamentar, por supuesto, la mirada que tenemos frente a estas dinámicas que envuelven la participación en ambientes virtuales de aprendizaje; las cuales, transforman de una manera tangencial no solo los ambientes, sino también las relaciones, los soportes, las interacciones, etc.

Para el caso puntual de lo que implica un cambio en la percepción frente a la enseñanza y el aprendizaje en ambientes virtuales, es necesario registrar, por ejemplo, el hecho diferenciador de que algunos soportes se caractericen por  lecturas intensivas (son profundas y se focalizan en un medio por vez, leer un libro, escuchar una canción, mirar una película) y que en otros se darán lecturas extensivas (más superficiales y se caracterizan por consumo multimedia) son rasgos que plantean distinciones entre el tipo de sujeto que se pretendía formar en la escuela moderna y el que se intenta formar en la actualidad; por tanto, se hace imperativo reconocer que los sujetos que formamos no son los mismos, son actores que se mueven en otros múltiples escenarios y con otro tipo de competencias:

el internauta es un actor multimodal que lee, ve, escucha y combina materiales diversos, procedentes de la lectura y de los espectáculos (…) El esquematismo que aún tiende a poner al lector del lado de los activos, pensando, y al espectador del lado de los pasivos sumisos, que nunca se sostuvo, acaba de caerse cuando lectura y espectáculo se combinan en el internauta (…) Ser internauta aumenta, para millones de personas, la posibilidad de ser lectores y espectadores (García Canclini, 2007).

 

Image

 

Referencias Bibliográficas

Álvarez, G. M. (2005). Encuentros educativos en la virtualidad: experiencias de comunicación para construir sentido. Investigar- Publicar: unar relación para la comunicabilidad del conocimiento, 333-413.

Echeverría, R. (2002). Ontología del lenguaje. Santiago, Chile: Dolmen ediciones, S.A.

García Canclini, N. (2007). Lectores, espectadores e internautas. Barcelona: Gedisa.

Leroi Gourham, A. (1998). Evolución y Técnicas. El hombre y la materia Évolution et Techniques. Tomo 1b: Milieu et techniques, 1945. Paris (Vol. I). (A. Miche, Trad.) Madrid, España: Taurus.

Lévy, P. (1998). ¿Qué es lo virtual? / título original: Qu´est-ce que le virtual? (D. Levis, Trad.) Barcelona, España: Ediciones Paidós Ibérica, S. A., Mariano Cubí, 92 – 08021 Barcelona.

Ricoeur, P. (2001). Del texto a la acción. Ensayos de hermenéutica II (Primera edición en francés 1986 ed.). Buenos Aires: Fondo de Cultura Económica.

“Comprueba que no eres un robot”

Posted in Tecnología Comunicación y Educación with tags , , on February 12, 2013 by IntempestanoctE

Durante los últimos días, cada vez que me suscribo a alguna página, abro un nuevo correo, accedo a alguna plataforma, etc., se me sugiere lo siguiente por parte de los administradores: “digita los caracteres. Comprueba que no eres un robot”.

El lenguaje que se introduce en las comunidades permea y transforma hasta las más risibles prácticas cotidianas. A la mejor manera de Isaac Asimov u otras narratologías de la esfera CI (ci-fi) que han sido erróneamente catalogadas como tecnófobas, quizá las próximas batallas de discriminación, segregación, opresión y supresión colonial sean entre hombres, robots y clones:

¿Cuál irá a ser el papel de la educación en las futuras, aunque no lejanas, gestas humano- maquinales?

Un espejo negro donde reflejar dos ojos-canicas universales. (Una mirada hipertextual a la Odisea en el espacio de S. Kubrik)

Posted in Tecnología Comunicación y Educación on January 31, 2013 by IntempestanoctE

500px-HAL9000.svg

 

“Are you afraid?”  Hal 9000 (2001 a Space odissey)

 

Un poco tocado por los silencios y la profundidad esencial de cada imagen, imágenes que tras el frenesí de las pantallas se han incrustado en nuestros imaginarios, he visto el film de Stanley Kubrik un par de veces y, por supuesto, en cada mirada no puedo más que encontrar nuevos elementos de análisis; pero quizá la mirada, hipnotizada, perpleja frente a la imagen, en sí misma no despliega nuevos elementos de aprehensión si no echamos mano de aquellos vestigios que, tal vez, nos desplieguen nuevas luces sobre aquello que intentamos traducir a nuestro propio código, a nuestra percepción y dominio, a fin de cuentas, a nuestro entendimiento.

Hans George Gadamer (1993), siguiendo a M. Heidegger (1927),en su idea de la comprensión como principio hermenéutico, propone la imposibilidad de cognocer aquellos fenómenos por los que nos preguntamos si antes no elevamos el horizonte de “pre-comprensiones” en el cual se enmarcan nuestras primeras miradas y la relaciones sígnicas de éstas con los objetos por los que nos preguntamos, es decir: hay que reconocer cuantos elementos sea posible, los cuales nos brinden nuevas luces sobre ese fenómeno que pretendemos investigar.

Retornando al film y al propósito de hipertextualidad que aquí queremos mostrar, comenzamos por referir relación congruente y bien ilustrada de la odisea 2001 con algunos aspectos memorables del Zarathustra de F. Nietzche; dicha reflexión se puede ubicar en:  http://doctormostaza.blogspot.com/2008/09/2001-odisea-del-espacio.html ; de hecho, y profundizando en algunos detalles del film, caeremos en la cuenta de que, al principio del mismo, cuando recién la imagen de un rayo de sol en el universo comienza a cobijar la tierra, lo que se escucha de fondo es la reconocida composición musical de Strauss “Sprach Zarathustra, op.30” que la podemos apreciar en http://www.youtube.com/watch?v=IFPwm0e_K98 Basta cerrar los ojos e imaginar el gran concepto de “amanecer” que insinúa la composición musical, amanece tras las gélida oscuridad de un universo que se refleja y se multiplica a sí mismo; por otro lado, vamos pues obteniendo una idea del gran hipertexto que compone este imperdible film.

En el ámbito de la narrativa, es menester anunciar que un paralelo con el relato corto “The Sentinel” (C. Clark, 1951), que fue el preludio de lo que luego se conocería como el film “2001 a space odissey” en cuyo guión participan ambos (Arthur C. Clark y Stanley Kubrik.), también permite obtener más elementos de comprensión frente a este clásico de la cinematografía; un film que no le pertenece a un espacio o época determinada y, por demás, obra de características geniales que redime las ideas de dos grandes pensadores C. Clark y kubrik, ambos, a caballo sobre las ideas de su tiempo y adelantados a la visión que proponían las corrientes que se enmarcaron en sus horizontes de pensamiento. Una propuesta de comprensión para generaciones contemporáneas y posteriores; una visión  lúcida de fenómenos tan complejos como universo, hombre, pensamiento, útil y lenguaje.

Estos últimos elementos (universo, hombre, pensamiento, útil y lenguaje) que se circunscriben al plano de la evolución también son coherentemente ilustrados en los conceptos triádicos de útil, lenguaje y memoria (Leroi Gourhan, 1971), versiones paleontológicas de lo que hoy conocemos como tecnolgía, comunicación y educación. A esto pues es a lo que él denomina como “teoría de las liberaciones”, liberaciones que hoy nos anteponen dos conceptos aparentemente distantes: hombre – técnia: el hombre termina siendo dominado por sus aparatos precisamente porque crea distinciones entre él mismo y la técnica, siendo, de hecho, conceptos radicalmente indisolubles porque tanto hombre como técnica se deben mutuamente: evolución.

Jean Gayon define el objeto de la teoría de la evolución como la comprensión de “la diversidad de las cosas de la vida en todos lo niveles de organización, la complejidad de sus interacciones, entre ellas y con el medio físico, y el origen de las estructuras moleculares que hoy testimonian la increíble unidad del mundo viviente” (Gayon, 2001).

Al final del film, hay también una relación indisoluble de esta obra con la producción de la legendaria banda Pink floyd: el devenir del hombre en otra dimensión, la multidimensionalidad de los sentidos y la configuración entonces ya no de un universo sino de un multiverso. El amanecer del hombre no es una línea en el tiempo, no fue algo dado, siempre estaremos a la espera de un nuevo monolíto que se nos ponga en frente, siempre a la espera de un nuevo centinela.

“Set the controls for the heart of the sun” by Pink Floyd.
http://www.youtube.com/watch?v=v5_0iZQ-TuA

“Interstellar overdrive” by Pink Floyd”
http://www.youtube.com/watch?v=Jq5t7Y_BYIM

10 minuts analysis on last part of the film
http://www.youtube.com/watch?v=lj-OlW83b6U&feature=youtube_gdata_player

http://www.youtube.com/watch?v=nxZOMAFXBgw&feature=youtube_gdata_player
Sketches para comprender la odisea:

http://www.kubrick2001.com/

Bibliografía

C. Clark, A. (1951). The Sentinel. The Avon Science fiction and Fantasy Reader.

Gadamer, H. G. (1993). Verdad y Método (quinta ed.). Salamanca, España: Ediciones Sígueme.

Gayon, J. (2001). Enseñar la evolución. Traducción de Rodrigo Zapata Cano. Revista Textos(6), 128.

Heidegger, M. (1927). Ser Y Tiempo. (E. d. ARCIS, Ed., & J. E. Rivera, Trans.) Edición electrónica de http://www.philosophia.cl.

Leroi Gourhan, A. (1971). El gesto y la palabra. Traducción de Felipe Carrera D. Caracas,, Venezuela: Ediciones de la Biblioteca de la Universidad Central de Venezuela.

En búsqueda de la memoria: consideraciones en torno a la triada Tecnología-Comunicación-Educación

Posted in Tecnología Comunicación y Educación on January 31, 2013 by IntempestanoctE

Kazuhiko Nakamura, cyberpunk Illustrations1

Nuestra escuela intenta conservar un rechazo casi socrático por las tecnologías; hay una larga cadena de acontecimientos, testimonios y prácticas literarias: practicas humanas, las cuales brindan serios argumentos de que, quizá, sea la escritura el mayor descubrimiento de la humanidad; Sócrates quizá haya sido entonces precursor del primer rechazo, el rechazo tecnológico.

Qué tal si de entrada dijéramos que las mediaciones tecnológicas, entre los múltiples “ambientes” de afectividad y aprendizaje que éstas crean, también instauran escenarios en los que se comunican y se hacen aún más latentes nuestros pánicos globales o colectivos a una velocidad otrora insospechada, en los que, tanto los datos pérfidos, fútiles e irrisorios como aquellos sutiles y fundamentales en la cadena de construcciones del conocimiento, hacen parte de una atmósfera que contiene sus propias lógicas y dominios, sus propias virtudes y amenazas; un cosmos que aunque aparentemente inventado, definido por fuera de nosotros, paradójicamente necesita de lo humano y así lograr cierta idea de completud; tal y como el hombre mismo, sus herramientas son inacabadas; hombre y útil son obras abiertas, signos de la cultura puestos en diversos planos que demandan ser interpretados, y esto ya nos va dando una idea de aquella relación diádica e indisoluble de hombre – técnica.

Las herramientas tecnológicas, las cuales modifican nuestras formas de percepción, adaptación, dominio e interacción con la cultura, no son diferentes a los útiles o herramientas que evidenciamos con el advenimiento del homo sapiens, tanto análogas como virtuales se tornan herramientas tan poderosas que inmediatamente develan nuevas posibilidades y deslumbramientos, pero también sus propios peligros; basta hacer un click para extender cualquier gesto a una multiplicidad de interlocutores que se desustancian en la infinidad de redes. En estas plataformas virtuales también se vindica aún más nuestro repugnante fetichismo de subjetividad: la pose, el dato biográfico o la identificación que aunque no sea verdadera sí debe ser precisa y mantener ese charming característico de las reuniones sociales, y la fotografía que mejor combine con los arabescos ya prediseñados en el host de  mi perfil.  Justamente es en el entramado de esta compleja herramienta donde el frenesí de la información arremete contra aquel noble sapiente que a fin de cuentas todo lo quisiera ignorar.

Sociedades de la información: naturaleza y cultura.

¿Qué es lo público, y qué lo privado en este voraz intento de comunismo transaccional o en términos de Dertouzos (1997), mercado de la información? ¿Dónde soy individuo y dónde sujeto? ¿Qué es la memoria como la hemos conocido si no hay un único dato que dé cuenta de una realidad? Nos encontramos entonces entre la encrucijada de lo que el proyecto moderno ha instraurado como nuestros propios opuestos: hombre-naturaleza, hombre-lenguaje, hombre-técnica, hombre-cultura. Intentamos establecer nuestras propias zonas limítrofes entre lo “otro” y lo propio pero, qué es realmente “nuestro”, si evidentemente somos microcosmos en medio de eso que llamamos cultura; la perfecta antinomia de nuestros días recae en aquella dualidad que se gesta precisamente en las esferas de lo social y cuyo producto no es más que el despliegue de múltiples desenclaves técnico-lingüísticos los cuales han caracterizan el devenir de nuestra especia, nos referimos a: la naturaleza y la cultura. ¿A qué nos referimos por naturaleza en la actual cultura?; ¿qué es lo natural si desde el primer balbuceo lo que aprehendimos fue una primerísima postura, un gesto prestado, imitado? Si la naturaleza va ligada a lo propio, lo íntimo… lo único, y la cultura es lo que nos congrega y nos vincula como especie entonces creo habrá que reconfigurar dichos conceptos, pues, no somos individuos naturales tal y como reconocemos el concepto pues nuestra formación para y desde la cultura es nuestra naturaleza inherente de aniquilar lo primitivo.

No hay pues posibilidad de comprender estas complejas relaciones en términos o lógicas lineales, es decir, un primero y un segundo en la escala de acontecimientos; más bien podríamos acudir a aquella idea de que, cada una de estas diadas son liberaciones concomitantes, equidistantes unas de las otras e imposible pensar la una sin la otra. Justo es en el lenguaje y en la técnica donde el homínido descubre su humanización, el homo es homo porque también es: Sapiens, Faber, Ludens, Linguisticus, Academicus, etc. Aparece aquí la memoria desempeñando una función imperante que en nada se parece a aquella que tan solo busca retener el dato, la historia en su perspectiva unimembre y lineal y no, más bien, multimembre y relacional; en términos de Leroi Gourhan la memoria es la capacidad de relacionar congnitivamente los elementos que la industria humana ha divorciado, la memoria es aquí el constructo en el que se instaura el quehacer de la escuela y con ella toda intención de construir socialmente, la identidad, el conocimiento y la cultura.

Bibliografía:

Castells, M. (1997). La Sociedad de la Información. Economía, Sociedad y Cultura. La Sociedad Red. Vol. I. Madrid: Alianza Editorial.

Dertouzos, M. (1997). What will be. How the New World of Information will change our Lifes. Nueva Y: Harper Edge.

Leroi-Gourhan, A. (1971). El gesto y la palabra. Caracas: Universidad Central de Venezuela.

Ciencia diáspora

Manifiesto por una ciencia diaspórica

Pedagogía, Estética y Educabilidad

Interacciones Mediadas Tecnológicamente

Autonomía digital y tecnológica

Interacciones Mediadas Tecnológicamente

numeroteca

Interacciones Mediadas Tecnológicamente

Educacion, ecologia y TIC | Scoop.it

Interacciones Mediadas Tecnológicamente

Construccionismo Social

Interacciones Mediadas Tecnológicamente

APA Style Blog

Interacciones Mediadas Tecnológicamente

open thinking

rants & resources from an open educator

Outliers School

Interacciones Mediadas Tecnológicamente

Digitalismo.com

Interacciones Mediadas Tecnológicamente

Hipermediaciones

Conversaciones sobre la comunicación digital interactiva

Interacciones Mediadas Tecnológicamente

Humano Digital por Claudio Ariel Clarenc

Interacciones Mediadas Tecnológicamente

elearnspace

Interacciones Mediadas Tecnológicamente

Half an Hour

Interacciones Mediadas Tecnológicamente

Diálogos Acá | Psicología pop

Interacciones Mediadas Tecnológicamente

Virtual Canuck

Interacciones Mediadas Tecnológicamente

%d bloggers like this: